Monumentos y lugares de interés cultural del casco urbano de Castillo de Locubín

Iglesia de San Pedro, construida hacia 1580, se efectuaron diversas reformas y ampliaciones. La portada principal es atribuida a Juan de Aranda Salazar, con columnas dóricas que culminan en una hornacina con un San Pedro Apóstol; la lateral es atribuida a Ginés de Martínez de Aranda. Fue restaurada tras la Guerra Civil. Incoado como Bien de Interés Cultural.

Ermita de Ntro. Padre Jesús, construida hacía 1700, fue restaurada tras la guerra civil, conservando las pinturas al temple del camarín, así como la talla original del Patrón, Ntro. Padre Jesús Nazareno. Situada junto al Parque Municipal.

Ermita de San Antón, en la calle homónima, data de 1800, fue demolida y reconstruida en 2001; conserva el vano original de medio punto de la entrada. En la hornacina de la fachada hay un San Antón obra del ceramista local Juan Trigo.

Torre de Triana, de época bajomedieval, en el barrio de Triana, protegía el vado del río San Juan. Pública, fue restaurada y consolidada en 2004.

Casa de la Cruz de Santiago, construida en el S. XVIII, en la calle Josefa Mena, su portada en piedra incluye una concha y Cruz de Santiago sobre el dintel. Alberga un museo etnográfico privado.

Casa Federico Parera, en la calle del mismo nombre, fue construida hacia 1624, destacando las pinturas e inscripciones de su fachada así como la portada tallada en piedra.

El pósito, del siglo XVIII, en la calle del mismo nombre, este robusto y sobrio edificio fue dotado de reloj a principios del S. XX.

Plaza del Carmen, formó parte del patio de armas de la Villeta. Destaca su fuente de hierro fundido y un pilar hexagonal de piedra tallada.

Lavadero del Nacimiento, data de 1900 aprovechando un manantial natural, conserva sus 26 piedras de lavar originales, siendo los pilares y cubierta restaurados recientemente. Acceso desde el Parque por C/ Empedrada a la derecha.

Fortaleza de La Villeta, de época islámica, sólo se conservan los lienzos de muralla del alcázar, pues en el S.XVI el viento derribó su torre del homenaje. Inscrito Bien de Interés Cultural, es propiedad particular y fue reformado y consolidado en 1993.